martes, 24 de diciembre de 2013

MI-CRO CUENTO DE NAVIDAD (La niña de ayer)



Crónica del día: Una Navidad humana.

Un lejano invierno se alejó de mí el Espíritu de la Navidad. Lo recuerdo como si fuera ayer. Aquella Noche Buena fue la peor noche de mi vida. Tenía jóvenes años y aún no sabía lo que era la distancia de las querencias.

Hoy, subí al desván; me encontré a la adolescente de falda corta que asomaba las piernas por la atalaya de sus tacones imposibles y se comía al mundo, aunque se le indigestara la Navidad.  Hurgué en los cajones atascados de tiempo en la cómoda carcomida. Mientras tendía recuerdos en las cuerdas de una vieja guitarra, algunas fotografías se asomaron en blanco y negro al color de la tarde. El espejo, antiguo y marchito, de la habitación sin la abuela, presentó sus respetos a mi edad sin arrugas. Y creí, al escuchar el eco del tiempo, que debía recuperar ausencias.

Dispuesta  para la ardua tarea, he desempolvado ayeres en aquél día de Reyes   con la niña triste que abraza una muñeca zancuda, manteniendo en la mano el carrito de bebé fingido.  Hace ya mucho tiempo de aquella fotografía, pero soy tan yo, que no me importa envolverme de nuevo en la nostalgia de mis juguetes rotos. Me pregunto, qué sería sin nosotros inmortalizados en una fotografía. Sin la capacidad de volver atrás hasta recordar aquellos maravillosos sueños asomados ahora en cartulinas marchitas.


Hay quién dice (y le escucho sin compartirlo) que no es bueno recrearse en el pasado. Yo digo que según para qué. Hay momentos tan bellos de atrás, que bien merece hacerles un hueco ahora.

La sonrisa es eterna; en la niñez, adolescencia o juventud sin miedos. También lo es en la piel caduca o en los años alargados de edad y achaques… Y lo es por igual el llanto acompañado de soledades; incluso en las fechas que dice la tradición que hay que empacharse de dulces alegrías.


No sé. Debe ser cosa del tiempo. De mi tiempo. Por un momento he creído tener la necesidad de colgar espumillón que brille en las esquinas de la vida. Me afano, pues, en la búsqueda de aquel árbol de luz oculta en sus ramas; y del reno tirando de su carrito iluminado... Son los penúltimos adornos de muchas navidades tristes. Aunque no sé si a partir de ahora, -aun intentándolo- me gustará la Navidad. Si podré recuperar aquel espíritu navideño que se escapó de la llorona niña de ayer, una Noche Buena, lejos de su mundo soñado- aunque ahora sea el  reflejo de la más feliz de todas las niñas felices de ahora. Pero me he encontrado con aquella llorosa criatura -que enternece desde su tristeza- y he visto en mi cara de hoy que aún pervive en mí toda su inocencia. Y eso es, sin duda, motivo suficiente para celebrar la Navidad que acaba de comenzar.

Felices noches buenas a todos los gatos y humanos de buena voluntad…

miércoles, 18 de diciembre de 2013

LA SONRISA DE OLVIDO



Crónica del Día. Por sexto año consecutivo de frío otoñal,  se ha contado, cantado y bailado bajo los tejados para una buena causa: Ayudar a los enfermos de Alzhéimer y otras demencias seniles de Tobarra (el pueblo de nuestra ama que, según ella, -y los felinos corroboramos- es solidario por naturaleza).  

Los tejados aparecieron cubiertos de escarcha los días 14 y 15 de diciembre, pero los corazones emitían calor para derretir el frío del olvido. Fueron los días en que hombres y mujeres de buena voluntad, de voces timbradas, se dedicaron a recaudar fondos en esa VI Gala Musical que, como en años anteriores (y según oimos los gatos) ha sido de nuevo un éxito, gracias a tantas personas como han colaborado con cantes y bailes de salón. Además de ese cuento, que la dueña de nuestro corazón gático dedica cada año a Olvido, y que hemos conseguido traernos aquí, para que los gatos nos arrullemos con palabras en los momentos en que nos hace falta sentir la caricia de una voz.  

Claro, que con esta ama nuestra, los gatos nunca sabemos por donde nos va a salir. La fuimos observando durante días, -mientras nos asomábamos por las rendijas de su vida-  cómo doblaba su voz y se volvía la niña que quería hacer reír a su abuela...

Y pocos supieron, -en el escenario de las noches altruistas- hasta que lo dijo, que Carmelilla era su propia niña interior
 
 


domingo, 17 de noviembre de 2013

DUELE ESPAÑA

 
Crónica del día. No es fácil obviar el tema porque, de nuevo, bajo los tejados, presenciamos con asombro que la actualidad la acaparan la Vida y la Muerte. Pasada la “jalogüense” entrega que re-unía a vivos y muertos en días de flores y ritos, toca centrarse, de nuevo, con otro cariz, en los más vivos y más muertos de este País nuestro de cada día; dada la realidad que recorre nuestras calles llenándonos el entendimiento de asombro y duda respecto a qué está ocurriendo con las leyes del mundo, y qué pasa por la cabeza de quienes las legislan para que sean, como poco, mal de muchos y des-consuelo de tantos. 

Decía Unamuno hace ya muchas lunas que le dolía España. Mala praxis se le viene aplicando a esta piel de toro, por cuanto no solo no hemos mejorado la salud (pese a las mejoras que fuimos experimentando los españoles con el siempre denodado esfuerzo de sangre, sudor y lágrimas) sino que las curas se vuelven cicatrices difíciles de borrar cuando la medicación hace estragos en la sangre que corre por nuestras venas.

Observo la vida ajada y gris de muchos paseantes taciturnos, acrecentándose en mí la inseguridad y desconfianza de la gata que llevo dentro.

Me enseñaron, -cuando apenas comenzaba a maullar- que en realidad la Vida no son 7 ni 9, sino UNA y, como tal, debemos cuidarla para que nos dure en perfectas condiciones de uso hasta que la muerte ejerza su soberanía y nos iguale en la misma posición de simples y míseros mortales. Pero una cosa es morirse y otra que nos maten.

Reconozco que soy una "felihumana" con privilegios y que siempre viví sin grandes sobresaltos. Otra cosa es no poder evitar, con mucho esfuerzo, tener que tragar la bilis de la derrota por ser testigo del mal que aqueja, ya no al mundo, que su mal incluso lo abarcan mis ojos de gata miope; sino a la cotidianidad doliente del día a día en esta parte del globo terráqueo en que me ha tocado maullar.

Inseguridad, miedo, angustia, perplejidad, duda, enfado... Me fallan los adjetivos que califican lo que siento; como seguro les pasa a la gran mayoría de los terrestres que, en este caso, miran desde sus cobijos a una España retrógrada y doliente, que eternamente llora a sus muertos e intenta que lo peor de algunos vivos no sigan causando muertes a manos llenas.

Toca ahora asistir a la contradicción de que, mientras los españoles de bien casi ni siquiera podemos presenciar la verdad en los telediarios, (por esos conatos de censura, de nuevo, en el fondo y en la forma en que a nuestros ojos y entendederas se oculta la realidad), se nos obliga a regurgitar la rabia de ver a muchos humanos caminar enarbolando la bandera de la Libertad que para sí proclaman; y que es la misma que robaron a demasiados, que ni siquiera tienen ya vida que reivindicar.

Dice el Tribunal de Estrasburgo que hay asesinos, violadores, y otras “criaturas”, que se merecen el privilegio de quedar en libertad derogando la jurisprudencia sentada por la doctrina de un tal Parot. Ello, porque el sistema jurídico español no puede en modo alguno contravenir unos artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos, (¿?) en función de que determinados asesinos, violadores y otras “criaturas” han visto reducidas sus “penas” por beneficios penitenciarios obtenidos, dado el “encomiable” servicio que han venido prestando a la humanidad (de ellos mismos) en forma de trabajo, estudios...etc...etc.., en prisión.

Este País tan “democrático” no puede permitir que pasen tanto tiempo entre rejas aquellos que han cometido actos delictivos tales como para que las condenas impuestas sumen una burrada de años; (cientos, miles) dependiendo del número de muertos y actos impuros a sus espaldas y que, por esas cosas de la justa injusticia imperante, -y que el mundo de la razón y el Derecho de hipócrita también tiene un camino largo- ahora se consideran “mermados” sus Derechos Humanos, por retenerles "indebidamente" unos poquitos años de aquellos cientos que reunieron por sus delitos, en detrimento de esos seres que, bajo tierra, con un tiro o un navajazo a cuestas, ya no tienen derechos que les asistan, -y menos humanos- pues ya han pasado a engrosar las inagotables listas de los que ni sufren ni padecen; por habitar un hipotético Limbo; convertidos en eternos fantasmas de su mala suerte de vida.

Maúllo de pena. Y me duele, sin remedio, esta España que, en ocasiones, cuida más al verdugo que a la víctima. Que invoca demasiadas veces los Derechos Humanos de tal forma que algunos humanos deseamos ser eternamente gatos. Porque, al menos, hasta ahora, las ratas, de ser apresadas, no invocan injustos derechos que les asistan...

Eterna realidad la del muerto al hoyo y el vivo al bollo, a la que asistimos quejosos los gatos sobre los tejados...

Pero no hay más cera que la que arde. La de tantas velas que iluminan los cementerios por los descansos eternos de las almas a las que ya no les queda ni el derecho al pataleo.

miércoles, 30 de octubre de 2013

JALOGÜEN=DÍA DE DIFUNTOS. Historia manchega.






 Crónica del día: Estos días toca de nuevo usar un buen disfraz. Se lustran escobas; es tiempo de calabazas, llevar flores a los muertos y tradiciones.
Que nadie me suponga irreverente con el recuerdo de los seres queridos que nos dejaron y que, pese al tiempo que haya transcurrido, no han cavado un hoyo en nuestro corazón. Pero pueden opinar-me irónica en cuanto a mi particular visión sobre tanto vivo que se agarra al bollo... Y seguir con el Cuento…


En La Mancha, Jalogüen es lo que es, por mucho que queramos imitar al Halloween importado.Tal y como se importan las cosas que son importadas que, en realidad, es lo que menos importa; porque en el importar y en el exportar, puede estar la ganancia.

Investigando en fuentes que pueden ser más o menos fidedignas -porque sólo puedo echar mano de lo que más a mano tengo- compruebo que hubo una época denominada A.C. Cuando pasó un tiempo prudencial se convirtió en D.C. Entonces sucedió que los que seguían más que otros la Era D.C. eran unos señores gordos que vestían túnicas de ricas telas. Se tocaban la cabeza con unos gorritos muy finos, rojos carmesí. -Se les reconoce todavía por vivir a cuerpo de rey, en palacios episcopales-. Estos sabían que unos tunantes más cabezones que ellos, adoraban a un tal Samhain, -que debía ser de la india o alrededores- que echaba humo por las orejas y olía a azufre… Veían los fastuosos de la panza gorda que había mucha gente -que no comulgaba con ruedas de molino- que tenían un día al año, - concretamente el 31 de octubre- destinado a divertirse, aunque vistieran de negro (pero suponían que no era de luto). Que las mujeres no se quedaban en casa con la pata quebrada; sino que se maquillaban con esmero, y cubrían sus testas con gorros más altos que ellos, de ala ancha. Hasta había quienes usaban escobas de palma para trasladarse, (nada de papamóviles ni menudencias de esas). Amén de ir a todas partes con unas calabazas iluminadas de sonrisa histriónica con las que engalanaban las ganas de pasárselo bien... Llegaron a la conclusión que, por culpa de esas celebraciones paganas, se les podía ir toda la clientela que ellos habían conseguido llevarse al huerto, asustándoles con absurdos de gran calibre. Tales como que si comían carne en fiestas de guardar, se irían con Samhain. Si no pagaban la gula o hacían el amor a carnes descubiertas; les saldría un grano en la punta de la nariz, y otros sitios muy íntimos para, seguidamente, achicharrarse en las calderas de Pedro Botero… Y más salvajadas que inventaron de asustar mucho...  -Tratando tan espinoso asunto con las más altas personalidades de la curia- concluyeron que ellos mismos  hacían publicidad gratuita a los paganos con tanto perseguirles inquisitivos. Así fue como se les ocurrió que a esa fiesta tan despendolada de lujuria y frenesí, podían ellos plantar cara en su afán de ganar adeptos para la causa; ya que sólo tenían que esperar a que terminaran las calabazas de celebrar su disfrazado día de difuntos, para que los aburridos cristianos pudieran conmemorar también que todos ellos llevaban su sambenito a cuestas. Decidieron que el día 1 de Noviembre se celebraría que los muertos estaban muertos; (aunque algunos vagan eternamente en busca de un sosegarse desde la cadavérica posición que ostentan) por tanto, los vivos les llevarían flores a las tumbas, -ya que en vida muchas veces no se dignaron llevárselas-

Se inició así la costumbre de que, especialmente una vez al año, se adornen mucho  los Cementerios. Más que nada porque no íbamos a ser menos que los de las escobas y calabazas. O lo de otros lugares del mundo (de México, por ejemplo) donde celebran con comilonas a lo grande que su Catrina acoja a los muertos con dulces viandas; adornos florales, más todas esas cosas que les gustaron en vida a los finados, y son dejadas junto a las sepulturas, para que no echen en falta que ya no comen, ni retozan y celebrar que, en el Más Allá, ya no están como en el más acá; sumidos en llantos y disgustos hipotecarios... Sino contentos de haber pasado a otro plano más liviano.

Total, que así pasamos a pasarlo pipa los paganos y los cristianos entre un 31 de octubre y el 1 de noviembre. Luego pensaron los responsables clericales que al día 2 de noviembre también había que darle su motivo -Dios mediante- y fue dedicado a las Ánimas. Que no se llaman así por tener el ánimo subido, que va. Sino porque tienen un purgar de Alma que no se sabe cuanto les durará, y, aunque nos queramos igualar a las brujas y brujos de Jalogüen; a los cristianos que fuimos "educados" para la causa –por los subalternos de los gorritos rojos, también denominados apostólicos y romanos- nos queda mucho penar que recorrer. Cuan Ánima desanimada.

Siguiendo con la indagación entre mis indagaciones, descubro, -aún sin saber inglés- que en Inglaterra fue donde, al parecer, antes vislumbraron el problema que solucionaron muy avenidamente los unos y los otros. La celebración se denominó "All Hallow Day". A la noche anterior se le llamó "All Hallow Even". Con las ya conocidas contracciones, -tan acostumbradas en el idioma- pasó a ser "All Hallow E'en" para, finalmente, derivar en "Halloween". Pero claro, nadie contaba con que, en La Mancha del Quijote, -muy importante a tener en cuenta en la Historia D.C.- la fiestecita no iba a ser tan fácil de mentar.

Lo de las calabazas, aquí en tierra de Cucurbitáceas, no iba a suponer ningún problema… Convocados a asamblea ordinaria, se reunieron los responsables de acoger a la costumbre extranjera para preparar el día pagano, que daría paso y mayor esplendor, (o eso creían) al cristiano. Para ello, con antelación a la fiesta se salía a la huerta. Las calabazas más gordas se apartaban. Se les dejaban a los críos para que, a la salida de la escuela, se afanaran en vaciarlas por dentro con una navaja de Albacete. Les trazaran ojos; una boca desdentada, las pusieran en sus cabezas -para que no se les enfriaran las ideas- y se ataviaran también con ropajes al más puro estilo de las brujas “julibudienses” para así formar parte de la fiesta de escobas voladoras y ritos de Samhain & Cia.

Por otra parte, aquí en la Mancha y alrededores, se daba la circunstancia que la flor dedicada a los muertos de toda la vida, el Crisantemo, ya parecía poca cosa para tan alta tradición de unión que establecieron en su día los Celtas – que se resignaban a desaparecer del todo y por eso su espíritu se aparecía por los Campo Santos, reclamando la Memoria Histórica en la que se involucraron mucho los Manchegos; amén de todos los paganos y cristianos del mundo que se unían a la movida que tanta tradición y fuerza tuviese enraizada; incluso en los Estados Unidos, -ya que, si están unidos, es mejor que si están cada uno por su sitio- . Decidieron pues relegar a un segundo plano a la planta mortuoria por antonomasia y la cosa fue pasando de castaño a oscuro. Pues poco pareció a algunos importarles el dispendio económico, ni que el muerto en vida no hubiera tenido flor que llevarse al ojal. Lo importante ahora era quedar bien en el mausoleo del fenecido independientemente de que fuera rico, pobre, bueno o malo... -Menos mal que la Muerte aún es la misma para todos. Que si no, menudo lío habría con tantas diferencias como lleva implícita la Vida antes de morirse uno- Y, bueno. No hay mal que por bien no venga. Por eso es por lo que se llegó a la conclusión de que cuantas más flores se les pusieran,  mejor. Porque, todo hay que decirlo: el Día de Difuntos español no es una tontería menor, y al estar emparentado con Jalogüen, menos.

La costumbre se ha ido acrecentando en el transcurrir del tiempo. Así se trate de volar en libertad cada quién que participe, con su escoba y se adorne de calabazas; o en el que las tumbas y nichos se engalanen a rebosar de rosas, jazmines, gladiolos, claveles reventones, camelias, orquídeas y hasta tulipanes venidos de Holanda, en cantidades cuasi industriales. Porque, ¿qué pobreza es eso de llevar Crisantemos a quien nunca se le llevó una Margarita de la huerta?...Nada, nada…Lo ideal son las flores menos mortales y, por tanto, las más caras del mercado; que para eso le echan cara los floristas al tema…
De esto se sabe también que así fue como se inventó la usura para estos eventos y otras celebraciones nacionales o de importación.

Pero, no importa. Las tumbas deben competir. Los nichos equipararse. El vecino del primero no puede tener mejor muerto adornado que el del rellano…Y se echa la casa por la ventana que, en pasando Jalogüen, el Día de Difuntos o de Todos los Santos, si hay que atarse el cinturón, -con esto de la crisis- se ata. Pero las Ánimas pueden subir más floreadas un escalafón para dejar de penar. Aunque desde su pena comprueben que, en ocasiones, no está la vida de los vivos ni para morirse de risa.

Concluye así el pormenorizado y particularísimo estudio de cómo en la Tierra Noble del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, la fiesta pagana de importación, Jalogüen, fue adoptada como propia, fusionándose tan ricamente a la cristiana fiesta de Todos los Santos Difuntos y Ánimas Benditas.

Nota sobre la última investigación de la autora: El Jalogüen manchego, viene a significar lo mismo que en todo el país; los ingleses de Inglaterra, los mismísimos EE.UU. y el resto del mundo mundial. Pero comprobándose de fuentes fidedignas que de esos llamados EE.UU se ha derivado, y extendido por el orbe pagano y cristiano, esa forma tan conocida de asustar...

¡¡¡UUUHHH¡¡¡ 

martes, 15 de octubre de 2013

UN HOMBRE SENCILLO


Crónica del día. Siempre agradezco que las palabras se presten, orates o juiciosas, a entregarme un poquito de su esencia cada día. Cualquier ocasión es buena para re-crear una pequeña historia. Me doy al afán de buscarle la vuelta a la cotidianidad. De inventar realidades. De permitirme el lujo de que nadie me humille, ofreciéndome 2,50 € por artículo y venderle a un mediocre el esfuerzo de mi imaginación, y/o talento. (Leo en la red que eso paga un “listo” a quién tenga necesidad de comprarse un mero bocadillo de chorizo, -para tapar el agujero de la necesidad- y escribirle los artículos que él precise)… Me digo, por tanto, que lo mío es tener la suerte de frente; porque yo escribo gratis y a destajo. Primero, para darme el placer de ser dueña de mi creatividad, y, segundo; porque una crónica lamida con Lengua de Gata, no tiene precio… Así que, hoy, me ha bastado –como casi siempre- un simple y sencillo gesto para contar. Sin que nadie tenga que asomarme unas monedas por debajo las teclas…

Citas célebres en sobres de azúcar. Es la consigna para el café de la mañana. El compañero de fatigas matutinas disputa dulzores con ese pancreas endocrino de su cuerpo serrano, y toma amargo el suyo. Me pasa el sobre que guarda en el bolsillo, procedente del bar de la esquina. “Los placeres sencillos son el último refugio de los hombres complicados” Oscar Wilde. 

-Toma. "Frasesdesasquetegustantanto"...
Lo lanza sobre la mesa y le pregunto qué le parece la imaginación de Wilde...

-Esta me ha “gustao”.
- ¿Profunda, verdad?
- No sé. Yo no le doy vueltas a las frases esas, como tú.
-Eres de números. Ya sé...
- No, soy de letras...
-Lo serías, -le espeto-... Ibas para Maestro de Escuela... Y mira donde estamos…

El otrora hombre de letras, repite que él es muy sencillo. Que gusta de dormir la siesta y mirar sentado como se seca la hierba.

-Bella frase ésta, amigo; la que sin saber formaste. Pese a que lo tuyo no es ir en pos de las Letras. Buena oportunidad también para darle con ella a mi Lengua de Gata... (Me llevo las palabras garabateadas para no olvidarme de esa frase que me ha parecido poesía temprana). 

Pero ahora es tiempo de letras y palabras vanas entre el devenir de la gente. Sencilla o complicada. Como la cita de hoy. Aunque prometo volver sobre ellas, para una crónica bajo los tejados, cuando la tarde decline en las baldosas. 

Antes de recoger el azúcar envuelto con palabras de un grande, el hombre sencillo dice que no lee nada de lo que escribo. Ni de nadie. Si ahora le preguntaran por lo último que ha leído, tendría que responder que el manual de su nuevo y flamante coche “Dacia Sandero”

Sonreír temprano es bueno para comenzar la jornada de puertas abiertas y atender el peticionario de turno…(si es posible con el mejor talante)

La mañana de octubre se cuela por la ventana tibia. Silencioso y escrutador, el jovial compañero de barba oscura, que a nuestro lado escucha y sonríe mientras deglute la esencia de las palabras (él luego les contará un chiste) asiente con su cabeza de frente amplia poblada de ideas. -Propia de esos hombres que pueden aderezar el álgebra con semillas de pueblo y calle.

Debo seguir con la rutina que amenaza a las horas. Pero con la constatación, una vez más, que la mayor grandeza no está en la vasta cultura y profunda sabiduría de las personas; sino en el corazón bueno de la gente.

Buena gente es, sin duda, el chico alegre que crea sin parar palabras que tiñen de color tantos días grises. Y buena gente es el hombre sencillo que mira sentado como el otoño seca la hierba. Que es feliz durmiendo la siesta. Que, al despertar, observa como la tierra se envuelve en terrones negros; y la sequedad amarilla se refleja en la azada quieta, acariciada por el sol de media tarde.

Se ha hecho la noche, y el cielo esconde entre nubes una luna fría que presagia vientos nuevos. Mientras, yo solo pretendo que esta crónica sirva de disfrute y entretenimiento. Pero una cosa estoy segura de haber conseguido: El hombre de antiguas letras, leerá, en algún momento, algo más que el manual de su coche nuevo...

jueves, 12 de septiembre de 2013

UN GATO AGRADECIDO.

Dominó 
 
Crónica del día: Los gatos volvemos a estar al filo de la noticia gática, para que la lengua no se nos quede entre los dientes, laxa y aburrida. Hoy, la noticia es que un nuevo miembro ha llegado a la ciudad, y parece ser que piensa quedarse, en esta casa de los maullidos.
 
La historia se escribe con zarpas nuevas...



Hace días que puedo comer croquetas, tumbarme al sol y mirar cómo las gatas de la casa en la que me he refugiado, se relamen en la comodidad. Es lo que tiene la vida de la calle, que los gatos podemos observar y ni siquiera ser vistos. Pero de vez en cuando aparecen almas buenas con cuerpos generosos, que nos ayudan a sobrellevar el peso de la carencia de un techo y un salón con home cinema, incluido.
Yo he sido el elegido de Bastet, para disfrutar de la vida. Me han puesto Dominó de nombre; por eso de que la morenita de rizos encrespados, dice que me parezco a una ficha del juego así llamado. La observo cómo me observa y le dice al humano grandullón, que siempre anda cerca, que mire si soy macho o hembra. –No le noto nada, debe ser muy pequeño, dice él. Ella, apuesta a que soy chico por eso de tener solo dos colores. Yo, como tengo un poco de asma; o alguna enfermedad de esas que nos atacan a los gatos por el abandono y la mala alimentación, respiro con algo de dificultad y no puedo emitir sonido alguno cuando maúllo. Por tanto, aún no he podido decirles mi género; ni tengo ganas de abrirme de patas para que sepan si llevaré los pantalones o me vestiré de tul.
Mi historia, bien pudiera ser la de un gato corriente que un buen día acude al olor de las sardinas asadas en la terraza de verano de un chalet cualquiera. Pero no. Desde la posición de paseante de la soledad, atisbé un día como dos gatas hermosas vivían a cuerpo de reinas, delante de mis bigotes. Una, parece una tigresa de Bengala, gordota y de pelo tupido. Clariiiita, oigo que la llaman insistentemente con soniquete de niña pija, cuando se oculta entre los Dompedros del jardín, o visita tejados ajenos con palomar incluido. ¡Veeenuuusss, Veeennnuuusss¡... Llama la gata-humana a la gata siamesa cada vez que tarda unos segundos en volver al salón tamaño XXXL, (que yo tengo controlado, asomándome al ventanal) y que me mira con ojos de estás en mi propiedad, lárgate de aquí... ¡Menudo genio tiene¡ La he visto correr a la velocidad de un Galgo de galgódromo, persiguiendo a un gato que se encontró merodeando en sus dominios, entre el hambre y la curiosidad felina. Pero a mí todo eso me deja tan pancho. En esta casa se vive bien y yo no estoy para remilgos gatunos. Por tanto; decidí una noche acercarme a los mismos pies de los felinos humanos, -como el bonachón gato que soy- que re-buscaba sustento y comprensión a partes iguales y, como era de esperar, toqué el corazón de la pareja besucona y melosa que estaba haciéndose arrumacos a zarpas llenas. Se sorprendieron de mi osadía y oí como decía la dama: -Qué “lastimica” me dan estos gatos del cerro; este no se conforma con observar a lo lejos. Está algo famélico. No podemos permitir que sufran por no comer. Nadie, nadie, nadie, debería pasar hambre y sed, a estas alturas de la vida... -Así es, asentía el humano gato, al que ella llama, cariñosamente, Jorgete.
Atún a la parrilla cené esa noche y unos boquerones en vinagre que quitaban el sentío. Agua fresca en un bol aseado y, como no quería incordiar de más, fui a dormir al chalet del vecino ausente... Pero por poco tiempo.
Ahora, me he instalado –definitivamente- en la terraza de la casa que huele a hierbabuena y madreselva, a higos y uva primeriza. A hogar. Las gatas propietarias me lanzan algún que otro exabrupto, enseñándome los colmillos como panteras al ataque; pero no hay quién me largue del lugar. La humana de modales tiernos, me deja croquetas y agua limpia en la calle de abajo, intentando que no cree problemas a sus gatas ricachonas en mimos y confort; pero no más cumplo con el placer que me otorgan los alimentos, me acomodo bajo la pérgola y sobre los plácidos sillones de verano de esta familia a la que he adoptado bajo la Ley Gática, sin más trámite...
Desde mi rincón en el que dormito y pienso, presencio una hermosa realidad... Hay gatos absolutamente humanos.



miércoles, 7 de agosto de 2013

PALABRAS CALUROSAS.


Crónica del día: Si hace frío en primavera, qué tiempo más loco; si en verano nos falta el aire por el calor; queremos que llegue el fresco...Si llega; pues vaya con lo poco que dura el buen tiempo...Si el invierno se ha quedado perpetuo en los bolsillos vacíos; pues malditos los ladrones de guante blanco que para ellos no falta, y los gatos comemos sardinas. Que...
 
En verdad maúllo que no tengo ganas de meterme con los reyes, la iglesia, los políticos... ni con la gente de mal vivir (que vive a cuerpo de rey). Lo mío es pereza de una crónica gastada por lo que se repite, en la realidad. Pero como la anterior fue de llanto por la pena del accidente ferroviario, hoy solo asomo los bigotes gatunos para dejar algunas palabras enrevesadas (que es lo mío) pero que dicen lo que decir quiero; y sabiendo que los que me leen, que son pocos, -pero bien venidos- me entienden, con eso me conformo.
 
Pues eso; que no hay nada como tumbarse a la bartola (que no tanto) estos días vacacionales en los que el calor hace lo que tiene que hacer: acalorarnos. Los gatos de esta casa nos escapamos a Madrid tres días; y como tenemos los bigotes bien dispuestos; nos dimos unos garbeos de lo más literatos por el Barrio de las Letras; teniendo el lugar de descanso gatuno a la vuelta de la calle Relatores.
Según mi visión gática, todo eso no es sino una señal;  y es que debemos escribir sin descanso y ver sí, de una vez, el Gato Jorgete publica sus poemas y esta Gata Literata, ese libro de relatos con chispa sobre la cotidianidad y otros literatos brotes bosquianos...Pero mientras eso llega (que nos dará el frío) qué mejor que dejar por aquí el mayor de los deseos para quienes entren a la Ciudad de los gatos, donde la lengua, aunque áspera, consigue lamer con suavidad... (a veces)  
 
Ser felices, haga el tiempo que haga... Porque se puede vivir dejando que se viva...
 
 
 

viernes, 26 de julio de 2013

RAILES DE TRISTEZA.

 
 
 
Crónica del día. España se duele y en el duelo, entre la vida y la muerte, la pugna para seguir viviendo. En momentos como éste todo se escribe con sangre. La de las víctimas; la de los donantes... (la solidaridad es encomiable, una vez más)

Terrible accidente ferroviario. Demasiadas vidas sesgadas en raíles a ninguna parte.


¿La culpa del maquinista o de la máquina?... Quizá la verdad se la lleve la muerte con su guadaña.

lunes, 8 de julio de 2013

LIBROS Y GATOS.


Crónica del día: A estas horas en que un nuevo lunes comienza a amanecer, y antes de entregarme al cálido abrazo de Morfeo, convengo, una vez más, en que los gatos son de lo mejor con lo que se puede encontrar un humano en el camino de la vida lleno de ladridos. Hoy no he tenido tiempo de estrujarme las neuronas felinas, pero leer a los gáticos escritores siempre es un placer lleno de ronroneos y lametazos de buena escritura y, como no es bueno que el gato esté mucho tiempo sin darle a la zarpa, aquí  traigo un artículo dragoniano (me gusta a mí este humano con cara de gato) Sánchez Dragó escribe lo que le sale del intelecto y, con más razón que un santo nos considera poco menos que  los creadores del universo...Y si no, pasen y lean.
 
Vivo rodeado por los unos y por los otros. Son mi mayor consuelo en este mundo de hoy que se cae a pedazos. Casan bien entre ellos. Con razón se dice que el gato es el animal favorito de los escritores. Quizá seamos los escritores el animal favorito de los gatos. Les gusta sentarse junto al ordenador, junto a los folios, junto a la máquina de escribir (eso era antes), y ver cómo los dedos del escritor van sacando palabras desde el fondo de su ingenio.
 
No les importa la calidad del texto. Los gatos nunca juzgan. Los gatos nunca se quejan. Todo les parece bien. En eso, y en tantas otras cosas, se diferencian de los perros y de los seres humanos.
 
La semana pasada vino a la Feria del Libro Iñaki Uriarte, acompañado por María, su esposa. Me alegró verlos. No nos conocíamos, aunque llevábamos un par de años leyéndonos e intercambiando mensajes. Los dos volúmenes de sus Diarios (Pepitas de Calabaza) me deslumbraron. Ya he dado razón, cuenta y citas de ellos en varias entregas de este blog.
Le pregunto:

–¿Habrá un tercer volumen?

–No, no lo habrá –me dice.

–¿Y eso?

–La gente se enfada...

Es cierto. Me consta. Todo el mundo tiene de sí mismo una imagen distinta a la que dibuja el escritor.
El gato de Uriarte se llama Borges y vive en el futuro, según su dueño (que no lo es. Nosotros somos las mascotas de nuestros gatos). "Oye los sonidos un instante antes que yo. Para cuando escucho sonar el timbre de la puerta, él ha salido corriendo. Alguna vez le he visto asustarse por un ruido que yo iba a hacer un momento después."

También eso me consta. Damisela y Bufanda hacen lo mismo. Corren a esperarme en la puerta antes de que yo salga del ascensor.
Iñaki corrige a Nietzsche. Decía éste que los oídos son el órgano del miedo. Es verdad, pero en los gatos, apunta Iñaki, también son órganos del amor.

"–¡Desobediente! –le riñe a veces María a Borges.
Sonrío.

Rousseau: ¿Le gustan los gatos?

Boswell: No.

Rousseau: Estaba seguro de ello. Es mi test para juzgar un carácter.
 
Usted tiene el típico instinto despótico del hombre. No le gustan los gatos porque los gatos son libres y nunca consentirán en ser esclavos. Nunca harán nada que se les ordene, como lo hacen los otros animales.

Boswell: Tampoco las gallinas.

Rousseau: Una gallina obedecería sus órdenes si usted fuera capaz de hacérselas inteligibles. Pero un gato le entenderá a usted perfectamente, y no le obedecerá.

La capacidad para ser desobediente me parece una de las mayores virtudes que se pueden poseer."

Alguien dejó aquí el otro día un comentario que me gustó. Javi, mi ayudante, me aconsejó que lo leyera. Lo hice. Decía, más o menos, lo siguiente...

El perro ve que su amo lo cuida, lo acaricia, lo mima, lo protege, le da de comer, y piensa:
–Mi amo es Dios.

El gato ve que su amo lo cuida, lo acaricia, lo mima, lo protege, le da de comer, y piensa:
–Yo soy Dios.
    
Y lo es.



sábado, 15 de junio de 2013

NO ES LO QUE PARECE

 
Crónica del día. Hay momentos en la vida que una no sabe si maullar o ponerse los bigotes por montera. Los gatos no viajamos mucho en según que transportes (menos uno pelirrojo llamado  Dodger que hace 15 años que vive en Inglaterra y adora andar en autobús en la ciudad donde vive, Dorset. Es la caña...Pero su historia la contaré otro día). Ahora le copy-pego a mi ama una de sus muchos delirios literarios. Anoche andaba más que dispuesta a la risa y al humor ese que tiene entre cítrico, irónico y saleroso que Bastet "le ha dao" y le dio por liársela a un revisor de autobús (que nunca están, pero alguna vez aparecen y...)
 
Volvía a casa después de un ajetreado día en el que me dolían hasta las pestañas. Con paso firme adelanté al cansino movimiento de un cuerpo con ropas multicolores. Pese al viento y el agua que arreciaba la mujer, con labios de oso hormiguero, caminaba tan lenta como el corazón de una paloma. Tras de mí subió al autobús; tomó asiento al lado de un chico delgado que balanceaba la cabeza donde un minúsculo auricular asomaba incrustado en sus orejas. El ruido de la tormenta se colaba al interior del vehículo que circulaba con prisa por la vía mojada. Un frenazo brusco hizo que la mujer rodara por el suelo y que el joven cayera sobre ella. Yo me aferré con la fuerza que no tenía a la barra de sujeción; la bolsa desde el regazo saltó bajo los asientos delanteros, desparramándose las naranjas recién compradas. El señor con cara de aburrido que leía un libro, dando trompicones, saltó por encima de los chicos que seguían en el suelo, para ir a parar, como un jovencito impetuoso, al asiento donde lívido, seguía el conductor intentando dominar la propiedad municipal.

El autobús giraba en el aquaplannig y varios coches chocaron en cadena. Entre el mareo que nos producía el imparable vehículo, siguió el efecto dominó propiciando que otra joven de pelo enmarañado y tatuajes, chocara contra el madurito repeinado con camisa desabrochada; levantándose la diminuta falda que dejó al descubierto la cinta negra del tanga y un culo sonrosado. Una señora de edad imprecisa, con peinado retro, balbuceaba palabras inconexas blandiendo el bastón; estrujada entre el señor gordo de pelo ausente. El musculitos, de piel sedosa, mecía sus pectorales al vaivén del tornado interno, mirando la escena con cara de panoli, mientras arrodillado a sus pies pegaba la cara a su bragueta un señor canijo, aferrado a un maletín.

El movimiento cesó de pronto. Sin tiempo a recomponernos del susto se abrió la puerta delantera. Un señor de traje oscuro, corbata azul y bandolera al hombro con pinta de revisor irrumpió en el interior, pidiendo a voz en grito los billetes. Abrió los ojos como un búho, anunció que lo que estaba presenciando era inadmisible y hasta donde iríamos a parar en este país cada vez más libertino; que esto no iba a quedar así. Denunciaría a todos por organizar una orgía en un transposte público, en hora punta y sin tomar las medidas necesarias; para evitar en las mujeres un embarazo no deseado, y en los hombres un enrarecimiento del vicio.

Fui incapaz de articular palabra...
:loco:
 



jueves, 30 de mayo de 2013

ANTONIO MACHADO. Los mundos sutiles.

 
 
Crónica del día: Absolutamente IMPRESCINDIBLE.

Magistral documental que ayuda a rencontrarse con el alma de un poeta, siempre de actualidad. Machado vivo en la España que no ha dejado de ser aquella que dolió y murió de incomprensión; la que sigue anclada en la crisis del desánimo y el desconcierto de las ideas, que no germinan como los sueños quisieran.

Bellísima mezcla de poesía, danza, dolor, muerte y esperanza. Música en cada uno de sus movimientos que retratan a un poeta profundo, como la España que lo vio nacer y morir; y nunca comprender del todo.

Me removieron paisajes de lucha entre las dos Españas, y la sangre brotando entre la tierra árida. La fuerza del movimiento de los cuerpos en perfecta simbiosis con la angustia vital. El fracaso y la soledad en perpetua lucha, pero también la necesidad de seguir luchando para que el olvido no se instale en las nuevas generaciones; quizá para recordar que tendríamos que saber iniciar una nueva lucha para conseguir que la España profunda de ayer y hoy, puede salir definitivamente de sus cavernas, y no continúe mañana.

El final, cuando la danza de la soledad se envuelve en una pompa de jabón, como ese mundo ingrávido y sutil que narra el poeta, se visualiza el aislamiento al que tantas veces debemos someternos para que no nos arrastre lo peor que nos rodea. Aún frágiles podremos sobrevivir en nosotros mismos, y quizá desde dentro, desde la visión que nos da la reflexión, podamos conseguir caminar, haciendo camino. Como decía Machado.

Recomendable para los poetas, los que crean poesía o la sueñan leyéndola. Y para todos los que amamos la palabra que nos lleva a
 d-escribir sueños y quimeras.
 


 
 

miércoles, 22 de mayo de 2013

UNA ROGATIVA CON FE.

 
Crónica del día: Si hace unas horas los gatos acaricíabamos delfines, en una demostración de lo que vale un felino; hoy no podemos dejar de rezar por lo que, pese a los pesares, celebramos junto a los humanos (funcionarios) de un día de celebración donde no hay que celebrar nada; si acaso pedir con fe, porque no nos estiren más los bigotes los responsables políticos de este pais; donde los ricos siguen saliendo indemnes de sus tropelías, y los trabajadores tenemos que mirar al cielo, para que no nos toquen más la cartera ni la moral. 
 
Sueldos congelados y un hervidero de quejas rodean la estancia consistorial con paredes de papel y normativas adornando anaqueles. Y entre ellas me muevo, a duras penas, por la dificultad…
El Alcalde dice que no puede hacer nada. Que todo viene de arriba y que él sólo hace lo que debe, no lo que puede. Yo, como siempre, solo me creo lo que puedo creerme; porque creerse lo que otros quieren que creas, no es muy original; y a mí me gusta la palabra con matices y las letras libres.
Pero hoy, que celebramos Santa Rita de Casia, Patrona de los Funcionarios y, pese a lo paupérrimo de la situación por la que atraviesa la Administración Local, también, me da el día para hacer una rogativa: Santa Rita, Rita, dile a Aznar (antecesor de Rajoy) que se metan por el culo sus entrevistas… (están por todas partes, por lo que no las aportaré como carga de la prueba, para el despropósito gubernamental) Sólo hay que dilucidar quién miente más...
¿Vuelve la censura en las preguntas y respuestas…O en realidad siempre se quedó?...Eterna duda existencial me corroe las entendederas. Porque hay quién no dice la verdad, ni aún para ponerse en paz a la hora de morirse…
Siento ser algo “vulgatora” en mis expresiones últimas; sé que no es lenguaje de una prosista poética moviendo sobre teclas los dedos de la imaginación, que quiere regalar al mundo palabras para hacer magia con los sueños (desde su particular bosque animado) Pero como hoy una “santa” me protege, supongo que tendré dispensa celestial para decir alto y claro que estoy hasta la diadema de que los funcionarios sigamos en la diana, recibiendo los dardos envenenados de los que des-gobiernan este País ¿de nunca jamás te confíes?...
Otro sí, digo: Santa Rita de Casia, Patrona de los Imposibles, apiádate de nosotros, y no nos dejes caer en las fauces de más recortes en nuestras nóminas, que no nos toquen más la moral, y nos dejen jubilarnos con algo de dignidad, (cuando nos llegue la hora) Amén.
Aclaración: Pertenezco al grupo de los funcionarios que menos cobran del país, perteneciente a un Ayuntamiento medio tirando a bajo... Nadie caiga en el error de considerarme la bién pagá...No me quejo por vicio, sino porque no formo parte de los privilegiados de la administración...Que los hay...Pero no nos metan a todos en el mismo paquete...El mío cuesta llegar a fin de mes.
Echo de menos la España cantada por Manolo Escobar...¡¡Vivir, para gustarte la copla...a mi pesar¡¡

martes, 21 de mayo de 2013

CARICIAS GÁTICAS.

 
 
 
Crónica del día. La palabra sigue su curso y escribe poemas, prosas, ideas y recuerdos.
 
Bajo los tejados, el frío se cuela por los desnudos ausentes. Y yo maúllo que es porque en toda primamera vive un otoño.
 
Es cosa del tiempo; del que hace y del que tenemos.
 
Por hoy dejo que los rumores de la calle se estrellen contra el ronroneo y una caricia felina, esperando a que la lengua se me afile, mientras tanto, entre las papilas... Porque temas ásperos de cotidianidad hay; tantos,  como para aburrir.
 
Pero por ahora lo mejor es dejar una caricia entre dos que no parecieran posibles; como si fuera que para el amor no hay nada imposible...

Gata Literata

 
 
 

jueves, 9 de mayo de 2013

LA SOMBRA DE LA CORONA (es alargada)





Los gatos queremos impartir Justicia... Pero seguro que viene algún listillo del reino de España, y lo jode...

Y yo debería ahora crear algo romántico, sentimental, meloso o erótico festivo en mi Bosque Animado. Pero es que los tiempos cabrean que es una barbaridad, y no me sale de la zarpa nada más que ganas de arañar a más de cuatro reales vividores. Parecerá que me repito más que el ajo; pero qué puedo hacer si la crónica es tan real-mente indignante. Pues a maúllar para apoyar a los que no se aguantan las ganas...

Crónica del día: Por momentos algunos felinos tuvimos la sensación de que la Justicia española sería igual para todos, (inocentes, inocentes ). Maúllo no obstante que a los gatos nos duró poco la sensación de que, por fin, daríamos un salto cualitativo y quedarían a nivel de nuestro jergón las altas cunas.

Pero no es así. Incomprensiblemente hay humanos que se alegran y celebran que a la Infanta Cristina, hija del rey cazador y consorte del Duque de bragueta “empalmado” la Audiencia de Palma le haya levantado la imputación a esa “pobre niña rica”, y le haya evitado “el mal trago” de tener que ir a declarar de lo que dice no sabe si hizo con aquiescencia, deshizo, o si le ha dado la vuelta a la tortilla en compañía del cocinero Urdangarín pese a que, según cuenta, él es como Juan Palomo: “Yo me lo guiso, yo me lo como” . Y ahora, de nuevo, la pelota sigue en el tejado del pobre Juez Castro que, después de un más que razonadísimo auto, imputó a la distinguida dama, para que, por lo menos, se sentara frente a él rodeada de sus escoltas, y dijera (aún mintiendo) si sí, si no, o todo lo contrario, en cuanto a llevarse a su cuenta bancaria (presuntamente) lo destinado a paliar necesidades de gente con necesidad, de una sociedad creada “sin ánimo de lucro”. Ahora el Magistrado tiene que averiguar si la Infanta, presuntamente inocente, cometió delito fiscal y colaboró con el blanqueo de capital. Pero claro, la dama siempre podrá decir como aquella recién culpada de Marbella: “señoría, yo solo sé que el blanqueo es pintar paredes”...Y a otro chucho con el hueso de la hipotética condena real...



 País, que diría Forges...

Mientras tanto, media España sigue teniendo hambre y sed de justicia, y reclaman la llegada de la III República en manifestaciones de deseos incumplidos; y los gatos seguimos con ganas de darle un buen zarpazo a las cabezas con corona de brillantes, para ver si al caer, le pasa por encima algún rinoceronte, de los que quedan, porque al fotografiado (recientemente extinguido), se lo cargó también el Rey de España y que, como se ve, hasta un autógrafo dedicó el “insigne caballero”, orgulloso de su proeza...Pero claro, los portadores de la corona manchada de sangre (animal) en el caso que les ocupa con la niña, encima dicen que respetan la decisión de la Justicia...Claro, si hasta ahora no ha hecho otra cosa que beneficiarles y, por desgracia, ni siquiera culparán jamás al cazador de colaborar con la extinción de la especie. -Entre otras hierbas que no son matojos-

La patente de corso me da una rabia, qué pá qué...


Foto del año 2002 que ahora da la vuelta al mundo...Ahora sí, porque estas cosas salen a la luz, hay mucha gente verdaderamente indignada de aberraciones reales como estas. (en 2012 el Borbón mataba elefantes)

El Monarca español en aquella cacería (segundo por la izquierda). El rinoceronte caído a sus pies, no volverá a existir. Los elefantes se han vestido de negro...En solidaridad.
 


 

miércoles, 1 de mayo de 2013

REIVINDICANDO SUEÑOS. (Con trabajo)



Crónica del día: ¿Día del trabajo?
Quizá la incongruencia sea esa; celebrar el día del trabajo o, por qué no, pienso mientras celebro estar ahora mismo en zapatillas de andar sin ruido, sin el carmín en los labios y la mañana dispuesta para hacer con ella, lo que quiera, no lo que deba… Pero me pregunto hasta qué punto estamos llegando que ya no sabemos si celebrar algo, los que tenemos motivos para ello, no será un revulsivo para aquellos que DE VERDAD no tienen nada que celebrar, porque no hay trabajo que les recuerde que hoy se instauró, como tantos días conmemorativos, que el 1 de mayo de 1886, en Chicago, se hizo posible la reivindicación laboral de ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa.

Logros que, como la triste mayoría de las veces, viene precedida del derramamiento de sangre de los explotados, (porque la historia se escribe casi siempre con la indeleble tinta roja de la lucha)… Pero volviendo a esas 24 horas repartidas en 3 grupos de 8 horas, que me dan para la crónica de hoy; sobre todo porque no seré yo quién diga algo que, sobre el día del trabajo, no esté ya dicho.
Tenemos 24 horas disponibles cada humano, para vivir un día. El logro de 1886, parece un hito en la historia de la humanidad; y lo será, si miramos hacia atrás (que para algunas cosas hay que girar la cabeza) pero, ¿qué es, si miramos hacia adelante, que es donde dicen los soñadores que se gestan los sueños?…
8 horas para trabajar (o lamentarse de no hacerlo)  O hacerlo sin reconocerlo (que ya es delito, de todos esos que trabajan pero se callan, afiliados a las irreales cifras del paro. O celebrando el salario, o dándose de bruces con la dificultad a fin de mes…
8 horas para el sueño ¿Qué haríamos sin entregarnos a Morfeo, y morir en los sueños sin estar muerto, mientras la vida sigue en nuestro feliz descanso, pero no participamos de ella, por estar dormidos?
8 horas para la casa, rodeada de niños (o gatos). El puchero dispuesto y la colada tendida. La plancha desesperada; el cubo con agua sucia; el baño atascado de pelos y jabón; las camas callándose la noche; los niños hacia el colegio; la compra del día o la semana; el abuelo reclamando cuidados; el marido de un humor de perros; el disgusto en cifras del consumo de la luz; la… (qué podré decir que cualquier humano de 24 horas al día, no sepa ya)
Y llega la noche de un largo día de 24 horas… ¿Y para cuando el amor con sexo, o sin él. Para cuando el baño relajado de espuma y velas perfumadas. Para cuando el beso largo sin la premura del tiempo. Para cuando el sabor dulce de la palabra sin reclamo… Para cuando un trabajo de 8 horas sin el cansancio del trabajo.  Para cuando dormir sin que el sueño olvide a los Sueños. Para cuando 8 horas para que la casa no se nos caiga encima, por no tener a donde ir?... ¿Para cuando?
No sé si celebrar, con huelga de pucheros,  que hoy es el día Internacional del Trabajo, o tomarme el trabajo de repartirme las 24 horas, legal y moralmente conseguidas, como yo quiera…Sin que me influya el ruido de la calle que reivindica lo que ya no tenemos fuerzas ni para gritar.
Y yo digo ¿Cómo ser mujer (algunos hombres pueden subirse al carro) y no morir en el intento de llenar veinticuatro horas cada día…
Fdº. Gata Literata...Moraleja: La vida de los humanos es muy complicada.

jueves, 18 de abril de 2013

DECLARADOS CULPABLES.


 
 
Crónica del día: Es de traca, la cosa. Sumo esta crónica a la de las Tropelías Reales que, si no son de majestades y otros títulos nobiliarios que avergüenzan a la gran mayoría de los mortales, son tan reales como que se producen, un día sí y otro también, en esta España de mis cabreos, y porque no son menos importantes, por la alevosía y avaricia, con que las han perpetrado, los simples ciudadanos de a pie. 

Los mentideros televisivos y periódicos están haciendo su agosto. Hace unos días se hizo pública la sentencia condenatoria al ex alcalde de Marbella; su ex esposa y su ex pareja, por haberse llevado miles de millones de las arcas municipales del Ayuntamiento marbellí, y otros múltiples enriquecimientos ilegales, donde se han gastado (hasta que les echaron el ojo, que el guante llegó después) sumas astronómicas de comisiones recibidas, ventas, compras, traspasos, coches de lujo, apartamentos millonarios y vidas de Marajá entre las ruinas en que han dejado la Casa Consistorial, para alfombrarse de oropel las casas propias. (Las chicas del ex, han sido condenadas por blanqueo de capital)...Lo que no es lo mismo que pintar paredes, que era lo que entendía como blanqueo la Zaldivar y así se lo decía al Juez...¡Menudo morro¡.

La prensa mundial se ha hecho eco de la noticia, por lo que no me extenderé en explicaciones, de sobra conocidas; sobre todo en la vuelta al mundo de la imagen de la famosa tonadillera Isabel Pantoja que, una vez más, ha dado la vuelta al ruedo. Condenada a 2 años de prisión (que no cumplirá por no tener otros antecedentes penales) -cosa de la Ley española, más un millón y pico de euros de multa- (que eso los paga ella sin fatiga con su arte) al conocer el veredicto de las casi 300 páginas de la sentencia, se desmayó entre el enfervorecido público que, ente vítores de sus seguidores que celebraban no ver a la reina de la copla entre rejas, y, los que la increpaban llamándola choriza, y otros derroches lingüísticos demostrativos de su rabia por el saqueo en el que, la “pobre” Pantoja, se ha visto envuelta…¿por amor de hombre? ¿O por mor de la pasta fácil? Ella sabrá…Pero el caso es que daba hasta lástima verla hecha una piltrafa enseñando las bragas, derrotada, en el asiento trasero del coche que la rescató de la enfervorecida masa popular. Y una se pregunta ¿Qué necesidad tiene la gente que vale mucho en lo suyo; que no le falta de nada, que tiene nombre y talla… para acabar en semejante derrota; por los suelos y con el estigma de ladrona, de por vida.

La ex esposa, (patética y oportunista desde el principio del saqueo) no salió esposada, como el ex marido, tras pedirle el Juez 3 años, 3 meses, y un día de cárcel, más el doble que a la tonadillera, en concepto de multa, de sólo, los millones que se le han podido probar que se llevó calentitos (otros millones de aquellos metidos bajo la cama en bolsas de basura) se habrán perdido en algún otro país de Jauja…

El ex alcalde de Marbella (Málaga), otrora camarero en su pueblo, no salió de los juzgados porque directamente lo pusieron a buen recaudo, (en el calabozo) por si le daba por pirárselas del país a cualquier país sin extradición y vida cómoda. 7 años de cárcel (ya ha cumplido algunos antes de ser juzgado) más otros tantos delitos que le quedan pendientes de juzgarle, y una multa de más de cuatro millones de € (pero a saber los que, en realidad, se llevó y no se han podido demostrar) Pero lo llamativo para mí, no es ni eso; porque ha sido lo menos que cabía esperar de tropelías semejantes; sino lo destrozadas que se encontraban las hijas entre el público, al conocer la sentencia condenatoria, porque pareciera que esperaban llevarse a su padre a tomarse unas cañas a la Feria de Sevilla; como si el “buen” hombre estuviera siendo víctima de la conjura de los necios, o algo similar; y, una vez juzgado, esperaban que quedara libre de polvo y paja…Vamos, de traca y fuegos fatuos… Y una, que es cada vez más gata, maúlla sin mesura sobre lo patético que es todo este circo mediático y de pandereta, de esta España nuestra (a la que Manolo Escobar, ya no creo que se atreva a cantarle la increíble ahora letra de ¡¡Qué viva España¡¡

Pareciera, según la pena que tienen los penados, que el país entero debería pedirles perdón por las condenas…Qué jetas, todos… ¿Pero en realidad pensaban que iban a declarárseles inocentes ante semejante ladronicio sin mesura? ¿Es posible que sean tan desvergonzados todos, incluidos los abogados que los defienden, (aunque estos hacen muy bien su papel ) de pensar que ha sido dura, desproporcionada e injusta la Justicia…

Para una vez que sale medio bien… Si hasta la cantante debería darle gracias al Cristo de los Gitanos…Por no tener que colgar la bata de cola y vestir la oficial de Carabanchel…

Todos van a recurrir las penas. El Tribunal Supremo deberá ahora decidir si se ratifica en ellas, las rebaja o las aumenta; y ya veremos los años que tardará en sentenciar. Y eso, a los declarados culpables, les otorga la ventaja de seguir paseando por los boulevares de los sueños rotos, aunque dándose la vida padre. Porque no nos engañemos; ni la cárcel (que a ver qué tiempo cumplen los que la tienen en letra asignada) les causará mayores destrozos del que ya tiene su imagen y nombre, ganado a pulso… Porque dentro, su comportamiento será “tan ejemplar”, que se les rebajarán las penas por no sé cuantas condiciones propicias que se darán y, antes de que cante el gallo, estarán libres y disfrutando de lo que no se ha podido encontrar, de tan escondido.

Está claro que ninguno de los culpables se va a morir de pobres. Pero igual acaban muriéndose de una indigestión de lágrimas de cocodrilo…

La vida es muy sabia…

Mientras, los pobres siguen siendo los de siempre…Luchando con careroladas por las calles de la indignidad.

 

lunes, 8 de abril de 2013

TROPELÍAS REALES. (presuntos culpables)

Sálvese el que pueda...

Crónica del día: Siguen cada vez más revueltas las aguas turbias en la Monarquía española. Como puedo darle a la lengua, que para eso la tengo (áspera para este caso) traigo aquí, como ya avisé lenguas pasadas, el asunto en candelero de los últimos tiempos. Dejando enlaces del historial gático al filo de la noticia; según me sale del bolo la idea, y la perfilo con las zarpas llenas de letras. 
 
Nuevas tropelías reales me surgieron cuando descubrí un blog en el que dejaba colgado el video de youtube que se visiona a continuación, dándole a este enlace locusiano, donde soy Clara, la gata. http://locusliterario.com/forodos/index.php/topic,3690.msg36177.html#msg36177
La matriarca del clan tampoco parece que se queda descalza a la hora de ponerse las botas...

Sigo dando un paseo por las cercanías del río revuelto, (ganancia de trepas) y me encuentro con lo que nos encontramos los ciudadanos de a pie: que la Sangre Real tiene poco de azul y mucho de oscuridad.
http://locusliterario.com/forodos/index.php/topic,3690.msg36460.html#msg36460
Por fin, la Justicia española tiene visos de ser igual para todos...Pero tiene un pero; claro. Porque si no no se trataría de algo Real...

Y a mí que me gusta darle a la tecla, alegría y cosa buena, saco la artillería de las letras para darle con las palabras, en la medida que pueda, a tanta corona empañada.

PRESUNTOS CULPABLES.
D. Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la Gracia de Dios, durante 40 años de Dictadura, vetó al Conde de Barcelona –padre del Monarca español D. Juan Carlos de Borbón y Borbón, a que ni siquiera pisara nuestra Patria. Exiliados durante décadas, el actual Rey de algunos españoles, nació en Roma. La residencia palaciega se radicó en Lausana, (Suiza) y de ahí debe ser esa herencia millonaria del Monarca, (en litigio también ahora, y cuyos “hinchas” se empeñan en decir que el asunto ha prescrito, con tal de justificar (presuntamente) la tropelía de no declarar al fisco español y, por ende, incluso la no declaración de herederos, de obligado cumplimiento a cualquier ciudadano de a pie)…Y no fue hasta la muerte del “regente” dictador, que D. Juan Carlos, -educado bajo la tutela franquista- (con la aquiescencia de su progenitor) y para después de la abdicación del Conde de Barcelona, que fue erigido en Soberano de la que otrora Patria se denominara, ensalzada a País y devenida en la actualidad a la denominación absurda “Marca España”

Curiosa Monarquía pactada en el exilio con la gran Dictadura, y cuya “convicción democrática” por parte del padre para con su hijo, no dejaba lugar a dudas de que España estaría en ¿buenas manos? una vez que el hijo llegara al poder que al padre le fue negado; y no le dolieron prendas en permitir que el actual Monarca se educara a los pechos del Gran Dictador; porque lo que primaba, por encima de todo, era implantar la Monarquía al precio que fuera, siendo la gran condición de que Franco nombrara al actual Rey, Jefe del Estado Español, a su muerte. Lo que tuvo lugar, como el mundo sabe, dos días después del fallecimiento del Caudillo, el 22 de noviembre de 1975.

Lo que escrito está de la Historia de España, según vencedores o vencidos, (porque la verdad, cualquiera sabe dónde está) escrito queda. Pero la opinión libre y personal, puede escribirse ahora, y me sumerjo en los ríos de tinta que corren, aunque el agua turbia ya arrastra antiguos lodos, sobre la Familia Real Española.

Ser Monárquico debe ser como ser cristiano, apostólico y romano, o cualquier otra raigambre de peso en las creencias, que marcan a fuego; como marca ser Culé o del Madrid, si de fútbol español habláramos. Y cada quién justifica la feria según le va. Incluso los que no montamos en el Tío-Vivo para no marearnos, pero nos gusta ver cómo suben y bajan los caballitos, y acabamos “pringados” de vísceras revueltas, ante el vaivén de los acontecimientos en una España (que, entre reyes del mambo y des-gobernantes de turno) la están liando con papel infumable.

Escribí “Vergüenza Real”,
http://locusliterario.com/forodos/index.php/topic,3223.0.html cuando el Rey de algunos españoles se fue de cacería de elefantes a Botsuana, según dicen las lenguas versadas, que con su amante (presunta) la princesa Corinna zu Seyn-Wittgestein, (aunque no creo que tenga el calificativo real de amante, dejémosla pues en eso de “amiga entrañable” porque practicar sexo con el monarca, debe ser como para perder la lívido de por vida) pero pensemos que habrá sido real la “amistad” por darse la oportunidad que suponen ciertas relaciones Reales, cuando la ocasión la pintan calva; porque siempre hay un tonto, o listillo,  dispuesto a vivir del cuento y tomarle el pelo, a más de cuatro…

Si eso no era suficiente, los asuntos del yerno Duque “Em-Palma-do, como el mismo se denominaba, tras recibir el inmerecido Ducado de la Isla Balear, has arrastrado a su Alteza Real, ahora imputada por el feo asunto en el que se han repartido (presuntamente) pingües beneficios de alguna que otra tropelía, y que, como esposa, ha debido vivir en la inopia todo el tiempo, aunque haya vivido a cuerpo de reina, saltándose sin pértiga la línea sucesoria de la corona. -Me recuerda este caso a la ex mujer del ex Alcalde de Marbella, cuyas bolsas de basura llenas de euros, y cuentas abultadas, no sabía por qué estaban bajo su cama, ni en paraíso fiscal alguno- Es lo que debe tener volverse millonario de repente; que se debe obnubilar la mente, por recibir de golpe una fuerte emoción…Si ya lo dicen los médicos…

Lo que más me remueve es el revuelo que están montando tantos lame-coronas, cuando ponen el grito en el cielo extrañados de que la Infanta haya sido imputada para prestar declaración de lo que sabe (aunque lo "desconozca") porque está claro que no la van a meter en chirona, ni le van a hacer devolver ni un € de los que se hayan llevado (presuntamente) los de la “pandi”, como nunca devuelven nada los que se lo llevan…Este es el problema REAL, que, en definitiva, las tropelías sólo las pagan los pobres chorizos…Y es porque los ricos no comen embutido, sino caviar de Beluga…Como si los viera.
 
Gata Literata...Maullando por volver sobre la causa...Si las tropelías no se remedian.