viernes, 27 de abril de 2018

El Juez de la Manada

Crónica del día.  Cuando la Justicia no es sino un cúmulo de iniquidades. La Sentencia de la "manada" dejará en la calle (si el TSJ o el  Supremo no lo evitan) dentro de poco, a los cinco violadores de la chica en los Sanfermines del 2016. Nueve años de los jueces (y el asqueroso voto particular de un Juez que pide la absolución), contra los 22 años que pedía el fiscal.  De nuevo las calles, las ciudades, son regueros de indignación. Mujeres injustamente tratadas por un código penal decimonónico que, o lo revisa ya, sin dilación este gobierno de corruptelas y chapuzas, sobre todo en cuanto a tipificar los delitos sexuales, o nos quedamos todos a ciegas, como la justicia...

Lo escribí en noviembre… “Siento asco. Un hilo amargo me atraviesa la garganta... El solo hecho de escuchar la palabra “manada” y ver las patéticas fotos de barrigas tatuadas y calzoncillos que dejan clara la marca indeleble de la vergüenza con la que marcan a sus víctimas, me incrementa el asco, mucho asco, sin remedio…” Sigo con el asco. Ahora es peor. Se ha agriado el vómito en mi garganta. En ese momento esperaba Justicia. Hoy me asusta un Juez. Me aterra que estemos en manos de "la defensa" de hombres que interpretan el dolor, la vejación, la violación en clave de" jolgorio y regocijo". Ha "visto" excitación en la víctima, "delicadeza" en los violadores... Si ese Juez sigue aplicando "justicia" ante casos como este, las mujeres estamos heridas de muerte, aunque ningún "delicado" maldito nos quite le vida.

Me pregunto si la mujer “excitada” a ojos del Juez Ricardo González, hubiera sido su hija ¿hubiera visto que el “relajamiento” para que al final de las once penetraciones no acabaran con su vida, sería de “consentimiento y de innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión»…? 



Si a ese Juez, cuando repose su cabeza en la almohada le “asalta” un mínimo de respeto por su toga, debería abandonar la judicatura, voluntariamente. Que deje de “aplicar justicia”. Las mujeres violadas, vejadas, muertas… por cientos en este país, no se merecen tamaña “justicia”. No nos la merecemos todas las mujeres que nos sentimos agredidas por su visión particular convertida en voto maldito. Ni el desprecio mayúsculo que nos ha escupido a la cara.

Mujer y Gata Literata.

miércoles, 11 de abril de 2018

MENTIRAS Y VERDADES (yin y yang de cada día)



Crónica del día. Queda en el sueño de los justos ir por la vida con alma de gato, libres de envidias, de traiciones, de arribismos, de mentiras, de evidencias  negadas... A veces cuesta salir de la gatera, asomarse a la calle y ver pasar caras duras por todos los rincones...

Gente frivoliza con la salud. Personas enfermas darían media vida por estar sanos. Algunos sanos se hacen los enfermos. 

Gente frivoliza con el trabajo. Personas en paro darían media vida por tener empleo. Algunos trabajadores evitan trabajos. 

Gente frivoliza con la educación. Alumnos darían media vida por conseguir carrera universitaria. Algunos “universitarios” se inventan una carrera y hasta la Universidad. 

Gente frivoliza con la libertad de expresión. Algunos reprimidos darían media vida por tener libertad. Algunos libres se convierten en opresores. 

España, lamentablemente, debe estar a la cabeza del mamoneo mundial. En un ranquing usurpador de perfiles que no pertenecen a legítimo dueño... Hombres y mujeres que desprecian la lucha de gente seria y comprometida por sexo y condición, por conseguir la Igualdad, por superar las brechas... Que sufren cuando se encuentran, frente a frente, con hombres y mujeres que son capaces de fingir dolor, cuando lo que se pretende es vivir del cuento, inventándose uno si eso es conveniente... 

No, no todo es un día al año reivindicando ochos de marzo, mientras haya hombres y mujeres que se burlan de tantos hombres y tantas mujeres en pie de lucha diaria, de ser agradecidos con ir al trabajo (o salir a buscarlo), con la frente alta y la sensación de no fallarle a su propia vida. 

… Y de aquí a la eternidad. Desde que Forges ha muerto, esto es más País S.A. que nunca…


Miro a mi ama humana, otro día más, desde mis ojos de pupilas cambiantes. La veo cabreada. Lleva "malucha" casi un mes. Ni un solo día ha dejado de ir a trabajar, y eso que la veo encorbada, con dolores lumbares y una faja por encima de las bragas... Viene a casa a veces triste (asqueada dice ella)... Este año ni ha tocado el tambor en la recién pasada S.S.,  por eso de los dolores. Sin embargo, le han dicho, distintas personas, de primera mano y encontradas en el "lugar de los hechos" que " alguna trabajadora enferma" en las que versiones de la "malura" hay  varias y variadas (de alguna  hay dadas tres "enfermedades" diferentes (invalidantes claro, porque para no poder ni trabajar...), que han destrozado los amaneceres aporreando tambores y desfilando en procesión, como si en vez de la baja médica conseguida (rompe una lanza a favor de los médicos que hayan podido ser presuntamente engañados), les hubiera tocado un viaje por la Mancha para hacer turismo rural..  Y dice que quiere irse lejos. Que se quiere hacer mayor para no tener que ver tanta injusticia merodeando sus años. 

Yo, que llevo toda mi vida con ella, le doy unos lametazos y la animo a continuar...

Gata Literata

viernes, 30 de marzo de 2018

El cura que cabreó hasta al tomillo (Viernes Santo 2018)


Crónica del Día: De como un cura hoy, en el Calvario tobarreño, ha llegado a cabrear hasta al tomillo"... Hoy no pongo imágenes, porque en este caso son las palabras las que valen más que mil imágenes...

Por alguna extraña razón no se ha compartido el mini vídeo que he grabado en el Calvario, como siempre hago a través de facebook, para que los tobarreños ausentes disfruten de ese mítico brazo articulado en su bendición, y paso inmediato, desde el último punto cardinal del Calvario, al ruido de la parte más pagana de la tradición nuestra y aderezado con el consiguiente comentario de Gata Literata tras el sermón del cura párroco (porque si la religión da sermones como el de hoy, con razón algunas no confesamos con ruedas de molino...) Un sermón mitinero que ha levantado ampollas hasta en el tomillo. Demasiadas cosas van mal, hasta en la fe, cuando se izan banderas a media asta por la muerte de Cristo en algunas ciudades, y un cura, como el de Tobarra, se permite lanzar al viento (encima era grabado por TV-CLM, para mayor inri del despropósito) el mítin politiquero y homófobo, al estilo del más rancio guiño al esperpento de esta España nuestra de la desesperanza... 

Me daban ganas de salir corriendo, si no fuera porque una ya está curtida en algunas lides vocingueras y, como me ha dicho hoy un amigo, y sin embargo hombre de fe, mientras comentábamos el desafortunado día de "otros tiempos", del hoy Viernes Santo tobarreño: "sigue escribiendo y vuela alto... No te quedes aquí, tú, que nunca te quedas en las primeras matas..."

Hoy, el cura, ha aprovechando la audiencia que en la misa no tiene para arremeter, indebidamente, con la opción de elegir libremente. Y como las palabras, dependiendo del afán que se les de, son culpables e inocentes, provocadoras o conciliadoras, igual liman asperezas que urden tretas, para una vez organizadas, ganar batallas o perder una guerra... pues la polémica está servida... Y hay mucho más que polémica... (cualquiera le cuenta "sus secretos" o confiesa (si eso se sigue llevando) a este hombre de Dios en la Tierra...) Y con la de curas "tras-vestidos" que hay, y no digamos con la verdadera gravedad de la pederastia también en el seno de la Iglesia, a la que no se le pone remedio científico (como pedía el cura para los transexuales),  ni se pena en su justa dimensión y, hoy, por uno de sus siervos, se ha puesto el grito en el cielo por la lucha por la Igualdad y la libertad de elegir, ya que la ciencia es el don para las necesidades de tantas personas y que, en palabras del don Pedro sobre la Igualdad  y transexualidad se pregunta si  "acaso no son más propios de una dictadura y una Inquisición"... Pues la historia te perdone, "hombre de fé"... Has venido a nombrar la soga en casa del ahorcado... Eso de la Inquisición no es invento del sigo XXI, de ningún transexual, ni de mujeres en lucha por la Igualdad...

(Nunca olvidaré mis juegos florales...Aquellas palabras de verano del 2010, cada vez tienen más verdad y más fuerza)... 

En este enlace algunas de las "perlas" sacras... 

martes, 20 de febrero de 2018

FELINAS MAJESTADES


Crónica del día. Hoy es el  Día Internacional del Gato.

Como no podría ser de otra forma, mis cinco felinos, tres gatas y dos gatos, son los reyes del mambo gatuno y quienes parten el bacalao en esta casa donde se hace lo que a ellos les sale de los bigotes. 
Cada uno de su pelaje, padre y madre. Solo Verso, el gato más hermoso de la creación, es hijo de Katy, que sentada, junto a Birdy y Clara, toman el sol de invierno en la terraza donde pasa de todo, hasta el tiempo. 
Venus, es la Gata Literata. Ella comparte mis días y noches de escritura y lectura. Cerca siempre desde hace ya 17 años, vive pegada a mí, como un botón de mi camisa. Es mi alter ego, sin duda.

Aquí, en esta gatera, nos pasamos los días pendientes de estos cinco regalos de la vida. A veces llegamos tarde a todas partes, porque son ellos quienes, en definitiva, nos atrapan en los menesteres de todos los momentos. 

Verso y Venus hablan. Gato y Gata que preguntan, responden, miran con ojos interrogantes. 
Clara, es inteligente como pocas, pero odia a Verso y Birdy, porque los considera intrusos en lo que en principio fue su territorio único. Les tira el bol de agua y de vez en cuando se hace pipí en el de su comida. Sería increíble de creer si no lo hubiera visto con mis propios ojos de felina que Bastet me dio. 
Birdy nos lo dejaron en la puerta de casa, famélico, menudo y tímido. Jamás he conocido un gato más agradecido y cariñoso. La primera noche durmió dentro de una maceta vacía. Nunca olvidaré sus ojos como preguntando si ahí estaba bien y se podía quedar. 

Ya no entendería esta casa sin ellos. 


miércoles, 27 de diciembre de 2017

DE ESPALDAS AL TIEMPO



Crónica del día. Entre ponerse bien y estarse quieta... Llegó la Navidad

Ayer felicité a un amigo via whatsapp. Le deseaba felices días y no solo para estos ahora que estamos de vuelta con las navidades estas de los cojones (en sus palabras) y, como este rincón es particular, como el patio de mi casa, que siempre de que llueve se moja como los demás (valgamé como desbarro a estas horas con las infantizadas de ayer), aquí, en la gatera, se piensa y se escribe como nos sale del bolo, y  hoy me ha dado fuerte el no parar de acá para allá entre lecturas y escrituras varias, además de que así entretengo la tarde que la he dedicado a no hacer absolutamente nada después de comer sobras de ayer y guardar los platos sin fregar hasta mañana. Que bastante he tenido con la cena de Noche Buena y la comida de Navidad... Vamos, como si no hubiera más días que longanizas para comerse unas gambas a la plancha, unas cocochas con laurel y unas paletillas al horno, con idas y venidas  reiteradas al fregadero para llenarlo de perolas, sartenes y grasas varias... Me enrollo... Me decía mi amigo que odia la Navidad, y que pese a ello, ser navideñamente correcto, como yo, obliga a ir felicitando a diestro y siniestro, en un constante juego de traición a uno mismo. Absolutamente cierto. ¡Pero, como no le deseas a todo el mundo feliz navidad, aunque el resto del tiempo no le desees ni que se le arreglen las rayas torcidas de los pantalones!... Es lo que tienen estos días,  las cosas como sean, que por ser tan luminosos y fluorescentes, nos permiten ser, hacer y decir, lo que ni se nos ocurre sentir el resto del año...

Aunque yo sigo pensando, como Melendi, que la Navidad la inventó el Corte Inglés,  el Niño Jesús debe estar hasta los pañales de que no le hayamos inventado una vida distinta, ni dejarlo crecer como deben crecer los niños, porque dentro de nada, para más inri,  de golpe, lo pondremos de  33 años y preparado para el  madero.

Así somos. Así vamos... Tan rápidos para todo. Tan de espaldas a la realidad. Y lo que es peor, de espaldas al tiempo.

Gata Literata.



miércoles, 1 de noviembre de 2017

REÍRSE DE LA MUERTE



Crónica del día: De todos los Santos y esos muertos que no lo están tanto (no en nuestros corazones). Me he comprado esta calavera tan sofisticada. Quiero aprender a reírme de la Muerte, para que ella no me haga llorar.


Volví ayer al Cementerio, como cada año por esta misma fecha. Y otra vez la misma voz. "guapa mía, yo no me quedo aquí, siempre vengo siguiéndote, pero pareces sorda. Tus flores las quiero en casa, en el jarrón de mi madre que aún se conserva como si en el tiempo no hubiera espacio"...
La abuela sigue mis pasos. Camina entre las floreadas tumbas como si flotara (bueno, es que flota). Yo no la veo, pero percibo su cercanía. Se agarra de mi brazo, porque las manos las llevo ocupadas con crisantemos y me da prisa para salir de allí. Lanzamos una mirada a algunas sepulturas, donde nos llama la atención el olor suave de las rosas. Los jóvenes que miran desde el tiempo, detenido, en blanco y negro, ya hubieran sido padres de seguir caminando por el Mundo de los Vivos. Pero la Muerte es lo que tiene, que no se anda con chiquitas y se lleva consigo cuanta más juventud pueda. Quizá para verse en una hermosura que no le pertenece. También nos llama la atención caras que nos sorprenden de una juventud que ya no tenían cuando se los llevó La Parca. Y nos miramos la abuela y yo, encogiéndonos de hombros ante tamaña insensatez. No entendemos como un muerto de 80-90 años, tiene una imagen de un/a jovencito/a de 30. Tamaña discrepancia nos hace caer en la cuenta de que quizá la culpa no la tiene el muerto, por muy coqueto que fuera,  sino en el vivo que no quiere dejar a su ser querido con arrugas eternas mirando al infinito, ni decirle al Universo que su muerto ya no era de melena abundante,  risueño, de inmaculada boca y dientes completos, pero la verdad es que nos confunden desde la juventud que se asoma en fotografías lapidarias,  porque no es  la juventud (por suerte), la que quedó truncada, sino la edad propia de perderse por los caminos de un más Allá que nunca entenderemos del todo. 
Como quiera que sea, cada vez que voy al Cementerio la víspera de Todos los Santos, porque es Ella, quién me encomendó esa gestión (porque no sabía antes de su partida que seguiría cercana), que no siento, en absoluto, que tengo nadie allí, por eso, limpio la lápida, coloco las flores y le digo a la Abuela, siempre lo mismo. Venga, vámonos ya, aquí no tenemos nada que hacer. En la casa nos hemos dejado todo revuelto. Volvamos a lo nuestro. Tú, a lo tuyo. Yo, a lo que salga.

Gata Literata.

lunes, 2 de octubre de 2017

1-O



Crónica del día: Parece el resultado de un partido de fútbol, 1-0, pero no. El 1-O se ha escrito, incomprensiblemente, con sangre. 

España duele, quizá por eso Cataluña se lamenta y quiere irse de  un país que, por sí mismo, no tiene la culpa de nada,  pero la libertad pareció, parece y parecerá perdida entre los inexpugnables muros del des-entendimiento por culpa de los des-gobernantes de turno, mientras no vuelva la diosa Bastet, que evite tanto desatino entre los pueblos.. (Pero mucho pedimos los gatos a estas alturas del despropósito mundial)

Los gatos de esta casa no sabemos bien si querer irse de España es bueno, malo o in-evitable, ya que los gatos somos seres libres, por antonomasia, y no nos gusta que nos dominen. Pero desde nuestra gatera hemos asistido, asustados, al devenir de un día, mejor dicho de un pulso, entre el Estado que se llama de ¿derecho? y la ciudadanía que, sin importar sus años y achaques, han sido vapuleados en sus carnes y ni que decir tiene que en sus conciencias.
Los más patéticos dicen que la sangre caída de la frente al suelo, de hombres y mujeres, en el día de hoy, es simplemente kétchup y eso demuestra la fealdad de todos aquellos que son carne de odio y represalia. Del reflejo de aquella España que los más mayores intentan olvidar y de la que demasiados intentan conservar. 

En el día de hoy se esperaba de todo, porque ha sido anunciado todos estos días a bombo y platillo, que el derecho de sufragio  en Barcelona, que, por la fuerza ha sido negado en toda su extensión de la palabra, no se llevara a cabo con todas las garantías.  Y los gatos de esta casa podemos maullar, a nuestro leal saber y entender, aún sin entender mucho del lío autonómico ese,  ante una retirada de urnas o papeletas a las que, previamente, los que se llaman demócratas, han hecho todo lo in-humanamente posible para evitar que unos ciudadanos voten y se manifiesten con lo que nos costó decidir...incluso a esos manchegos que no tenemos deseos de irnos aunque sea a la feria... (cuanto miedo a que el pueblo hable, a estas alturas, todavía) y, si no es buena, que eso parece, la independencia pretendida, por Bastet, propicien los que puedan un referendum libro o pactado y que el Pueblo decida, por eso que se dice que pueda ser soberano, (vaya, ya asomó la corona su cabeza)...Pero que se haya apaleado, pateado, aporreado incluso a ancianos, es reprobable y vomitivo y eso de la medida de lo que, en realidad, al día de hoy,  sigue siendo España, que ha intentado evitar,  a tiros  de pelota, que un pueblo sea... Pero lo más lamentable es que ha resultado peor el remedio que la enfermedad.

Hoy, en realidad, Clara  Campoamor  ha vuelto a morirse. 
Gata Literata.