domingo, 30 de octubre de 2016

DUDAS EXISTENCIALES (con cambio de hora incluido)



 


Crónica del día: Tener una hora más para elucubrar que fue antes: Si el Mundo o los Diputados.

Si me gusta el despropósito del cambio de hora, tan solo es porque me dan una hora más (cuando no me la quitan) para pensar. Y pienso, más compruebo, que existo. Que existe la vida más allá de los despropósitos. Y eso es bueno... Me levanto elucubrando que los humanos tendríamos que tener facultades para crear un mundo nuevo cada vez que se deteriorara el existente, y sería bueno. Pero no en siete días, claro. Que eso es muy poco tiempo para ajustar los desajustes. Creo que el primer Creador se equivocó de plano; porque si en formar gobierno en España, por  poner sólo un ejemplo, han invertido casi un año ¿cómo se va a formar el Mundo con tantas complicaciones que tiene, en sólo 7 días? …Imposible de todo punto. Por eso creo que de aquellas aguas, estos lodos. No se puede correr en situaciones extremas, tomarse tan poco tiempo para decisiones tan importantes para el transcurrir de la vida organizada y sus pobladores sobre la faz de la tierra. Ni con magia se puede hacer que todo funcione  en solo ¡siete días!... ¡Por Dios, pero estaba loco Dios, o qué le pasaba para tomarse tan a la ligera hacer que todo un mundo se forjara en tan poco tiempo, y encima crear un hombre de barro y con una costilla de menos (con lo que debe doler) y luego, con un soplo, decirle ¡Anda, hombre, estás en el mundo. Crea una familia y gobierna para ella…

Esto hace aguas por todas partes, y eso que los mares van desapareciendo y emergen pedruscos áridos y enormes donde, con un poco de suerte, podría plantarse  más vida. Eso sí, organizada. ¿Pero quién tiene capacidades para enjundias de ese calibre?

Ya que tengo más tiempo hoy, hasta que todos los gatos de esta gatera comiencen a pedir pienso y un poco de libertad, me devano la cabeza pensando que, si después de tanto pensarse (por poner sólo un ejemplo) cómo formar un gobierno que no nos complique mucho la vida, entre tantos hombres y mujeres, en todo ese tiempo que han usado para dar vueltas y revueltas, formar pactos y sumar intereses, diseñar traiciones y poner zancadillas, a destajo… esto tampoco funciona bien… Porque claro (aunque tuviera sólo 7 días), si todo un Dios Omnipotente, creador de todas las cosas, visibles e invisibles, le ha salido una chapuza de mundo, ¿qué pasará de nuevo con unos hombres que crean gobiernos que de omnipotentes nada y de chapuceros tanto?

Menudo lío tengo hoy en la cabeza… Y encima tengo una hora más para hacerme preguntas…

Miedo me da… (Y no es por Halloween).


jueves, 13 de octubre de 2016

LA SOPORTABLE LEVEDAD


Crónica del día: Esto ya no es lo que parece.


No sé como puedo estar tanto tiempo sin maullar por aquí. Entre el verano, entre que me perdí un día entero (la primera vez que pasé una noche fuera del hogar gatuno), y mis amos casi se vuelven majaras, entre Clara, que es un coñazo de gata celosa (me da zarpazos  sin parar), y que mi ama está que si de acá para allá, esto ya no es la gatera de antaño. Claro, que ella no para de darle a las teclas e inventar historias, con no sé que lío de voz de los días, o algo así, pero a mí me gustaba más cuando entre las dos le dábamos caña a las cosas de la calle, la monarquía,  los políticos, las corruptelas, los ecos de suciedad... Por ejemplo, como hoy, que le he dicho que si quiere ganar un Nobel de Literatura, tiene que escribir canciones, hacerse un Dylan, vaya, y se ha puesto de los nervios. 

Así que a estas horas mejor me voy a dormir. No hay nada como cobijarse de otoño.

Verso, el Gato Literato.