lunes, 2 de octubre de 2017

1-O



Crónica del día: Parece el resultado de un partido de fútbol, 1-0, pero no. El 1-O se ha escrito, incomprensiblemente, con sangre.

España duele, quizá por eso Cataluña se lamenta y quiere irse de  un país que, por sí mismo, no tiene la culpa de nada,  pero la libertad pareció, parece y parecerá perdida entre los inexpugnables muros del des-entendimiento por culpa de los des-gobernantes de turno, mientras no vuelva la diosa Bastet, que evite tanto desatino entre los pueblos.. (Pero mucho pedimos los gatos a estas alturas del despropósito mundial)

Los gatos de esta casa no sabemos bien si querer irse de España es bueno, malo o inevitable. Pero desde nuestra gatera hemos asistido, asustados, al devenir de un día, mejor dicho de un pulso, entre el Estado que se llama de ¿derecho? y la ciudadanía que, sin importar sus años y achaques, han sido vapuleados en sus carnes y ni que decir tiene que en sus conciencias.

Los más patéticos dicen que la sangre caída de la frente al suelo, de hombres y mujeres, en el día de hoy, es simplemente kétchup y eso demuestra la fealdad de todos aquellos que son carne de odio y represalia. Del reflejo de aquella España que los más mayores intentan olvidar y de la que demasiados intentan conservar. 

En el día de hoy se esperaba de todo, porque ha sido anunciado todos estos días a bombo y platillo, que el derecho de sufragio  en Barcelona, que, por la fuerza ha sido negado en toda su extensión de la palabra, no se llevara a cabo con todas las garantías.  Y los gatos de esta casa podemos maullar, ante una retirada de urnas o papeletas a las que, previamente, los que se llaman demócratas, han hecho todo lo inhumanamente posible para evitar que unos ciudadanos voten y se manifiesten con lo que nos costó decidir...incluso a esos manchegos que no tenemos deseos de irnos aunque sea a la feria... (cuanto miedo a que el pueblo hable, a estas alturas, todavía), pero que se haya apaleado, pateado, aporreado incluso a ancianos, es reprobable y vomitivo y eso de la medida de lo que, en realidad, al día de hoy,  sigue siendo España que ha intentado evitar,  a tiros  de pelota, que un pueblo vaya, tranquilo, con un papel en la mano y que simple y llanamente diga SI o NO... He ahí la cuestión. Pero lo más lamentable es que ha resultado peor el remedio que la enfermedad.

Hoy, Clara  Campoamor,  ha vuelto a morirse. 



sábado, 19 de agosto de 2017

POLÍTICAMENTE INCORRECTA


Nunca entro a debatir sobre lo que no entiendo. Sería una osadía, por mi parte, inmiscuirme en temas diversos o candentes para los que no podría tener una respuesta coherente y acorde con la realidad. Porque, en realidad me pregunto, demasiadas veces, cuál es la realidad de las cosas, la verdad, verdadera, de una razón, cuando, dependiendo de quién, cuando, cómo y por qué, puede no haber razón alguna para, por ejemplo, el odio que se pone de manifiesto, incluso opinando. Claro, que alguien dirá ¿Cómo que no hay una razón para el odio? El odio en sí, es una razón, cuando se siente, tanto, tan tristemente cruel y cotidiano, por esas causas que cada quién es capaz de esgrimir, como razonables, en defensa de tan diversos motivos para odiar.

Lo mejor que podemos hacer es leer para estar informados. Pero su previa escritura no puede convertirse en un motivo para pretender sentar cátedra desde las opiniones sesgadas y, en estos días, tristes días, se está opinando demasiado y mal (a mi entender), porque aunque el corazón tenga razones que la razón no entienda, desde la ignorancia, el odio o las ideas que cada quién crea tener más acertadas que las del vecino, el caso es que, aprovechando algo tan deplorable como es la masacre de Barcelona, una más de tantas en las que se nos pone de manifiesto que el mundo se descompone, da asco leer opiniones de gente de derechas, gente de izquierdas, de personas que creen mear agua bendita y de los que se la cogen con papel de fumar.

Grabar o compartir vídeos morbosos, imágenes en las que nadie querría ver a un ser querido, dar opiniones atentatorias, titulares chulescos y discursos maquiavélicos, sacar a colación situaciones recientes u opiniones de antaño, con la poca sana intención de des-componer más el panorama en el que nos envolvemos (que ojalá nos desenvolviéramos), es, para mí, sin lugar a dudas, de un asco vomitivo.

Pero dicho esto, no estoy, en absoluto, en contra de la opinión. De dejarla en cualquier rincón, para ser leída y por tanto, opinada. Faltaría más. Somos libres (o eso creemos) de pensar aquello que nuestro intelecto (de tenerlo), sea capaz de crear. Pero el problema es que no  siempre estamos preparados, ni los unos ni los otros, para entender lo que deberíamos. Ni siquiera estamos seguros de lo que decimos y por qué lo decimos, y otras veces, somos incapaces de poder responder con precisión sobre lo leído o escuchado, porque en realidad NO hemos entendido nada.

Porque, en definitiva, cada quién cree estar en posesión de SU verdad. Y eso no es la Verdad. Es, simplemente, SU. Y así nos va.

En mi pueblo están en fiestas. A mí, como me la trae al pairo (y están resultando incluso grotescas), me sale de las zarpas y de la gata que llevo dentro quedarme en casa y escribir, por si alguien me lee, y opina.

sábado, 29 de julio de 2017

DE NUEVO OTRO INFIERNO



Se queman los bosques. Se quema la madera que hace leña del árbol caído.  Se queman los sueños. Detrás de cada incendio hay un fracaso (de la Naturaleza), un triunfo (de los pirómanos), un logro (de los interesados), una pérdida de hogar (de los mamíferos que lo habitan), un miedo (de los pájaros que no tienen ramas), un desprecio (de tantos que se recrean en el mal)... Podría seguir, pero al día lo necesito para otras cosas. Fuera hace un calor sofocante. No le recrimino nada al Sol, que cumple su misión de verano, sino al maldito fuego que arrasa, una vez más, la vida. 

Que se apague el incendio. Yeste (Albacete) no se merece tanto infierno.

miércoles, 10 de mayo de 2017

GATOMANÍA



Cierro los ojos y veo gatos. Los abro y veo gatos, mirándome. Miro a los gatos como me miran. Me miro y me veo en todos los gatos...

Seguro que alguien piensa que estoy como una cabra...
Pues no...

jueves, 2 de marzo de 2017

MISOGINIA



Crónica del día: No hay día que un impresentable, o un grupo de ellos, no diga cosas impresentables.

Llevo trabajando toda la vida (menos los años que anduve a gatas), creo que jamás le he faltado el respeto a hombre o mujer, trabaje más o se acomede menos, y de pronto aparece un misógino impresentable, parlamentario, con un sueldo que seguro que no se ha ganado ni un solo mes y me insulta, insulta a mi madre, a mi abuela, a mis amigas, a mis vecinas... Todo ello apelando a lo más rancio del conservadurismo, pero lo más más patético no es verle la cara y escuchar su desprecio (que no tiene nombre), sino comprobar que en vez de seguir evolucionando seguimos involucionando (entre eso y darnos una lección de anatomía un autobús naranja, vamos apañados). Yo, si fuera maleducada, les daría una patada en el trasero a más de cuatro, porque eso si es hacerles ir hacia adelante.

Gata Literata.

domingo, 26 de febrero de 2017

VIVIR O SER VIVIDOR (he ahí la cuestión)


Crónica del día. La vida es complicada porque los humanos no entienden bien de la importancia de vivir.

Después de leer que  un luchador  no ha podido seguir, pese a los esfuerzos por ganar la batalla a una guerra donde la muerte se erige con la bandera de la derrota.  El acto de asistir, atónita, al devenir de los días, donde el descontento es consustancial al despropósito que nos vemos obligados a asumir, no me hace sentir conforme en que todo lo que nos desagrada o repugna, se minimiza ante lo más doloso que es morir joven. Al contrario, acrecienta mi perplejidad ante los que no entienden que no hay nada más importante que la vida, pero sin pretender  vivir a cuerpo de rey ni a bandazos de i-legalidad. Que el afán de “superación” a través del arribismo, el fraude, el oportunismo (menos o nada penado), por ser ellos quienes son, no es igual que  el afán de superación en una lucha por no morir en el intento de ganarle el pulso a una enfermedad que acaba con el ansia de seguir con dignidad, para contarlo.

Duele la muerte joven. El final temprano de una edad donde todo podría conseguirse. Y duele tanto “vivo” que se muere de ansias por no tener nunca suficiente, para conformarse.
Que no es igual las sonrisas de triunfo en la salida de un juzgado. Que una sonrisa de esperanza en la antesala de la muerte.

Está claro que las oportunidades en la vida no son igual para todos.

Gata Literata. 

viernes, 6 de enero de 2017

ESCRITORA SUBTERRÁNEA (también)





Enero llega lleno de palabras y sueños cumplidos. Algunos se gestan nuevos y otros aún no se han escrito. Pero lo importante es contarlo, en esta ocasión desde una Playa que se dibuja de arena que no Akaba, porque comenzamos el año como lo acabamos: d-escribiendo ilusiones. Soy de nuevo Libro y también Agenda. Me ha tocado julio, aunque soy de agosto y cosecha. Y la gata Venus, mi más fiel seguidora.

Me gustan las antologías porque un relato tuyo forma parte de una miríada de palabras de otros e historias múltiples que nos aúnan en una ilusión compartida: Contar.
En esta ocasión, el reto era hablar de Madrid y Barcelona. Contar desde Tainted Love, un amor, de los tantos amores que nos conforman, corrompido y absurdo. La canción, originariamente escrita por Ed Cobb, del grupo The Four Preps, grabada en 1964 por Gloria Jones, pero versionada en 2002 por Marilyn Manson, es la que he escogido para recrear la historia de Elisa (relato reescrito a partir de "Aquella Navidad", incluido en mi primer libro de relatos "La Voz de los Días".

Si no pasa nada, Barcelona será mi próxima parada para la presentación de este nuevo libro que, como escritora subterránea, forma parte de una Generación Subway y se ilusiona cada vez que tiene ante sí un reto nuevo: Escribir, escribir y escribir...pasando por leer a aquellos otros escritores noveles o consagrados por la Literatura que, como no podía ser de otra forma, alimentan mis ansias de aprender leyendo.

El 2017 comienza bien. Que así continúe y yo pueda seguir siendo "La Voz de los Días"... (Busco título para otras voces).