lunes, 22 de septiembre de 2014

ME DICES QUE TE GUSTO...




... pero que no me entiendes del todo. Que no sabes si entre comillas encierro intenciones o abro un paréntesis entre el paréntesis en que quedó lo que quisimos decir y hemos callado. Has abierto, nena, un signo de admiración cuando he paseado mis ojos por tu escote, que ha dejado a  las palabras en puntos suspensivos. Pero no te pongas nerviosa, es la hora de que coma lo que ayer me cocinaste de alegorías en su punto; mientras el guión de nuestras vidas se escribe o se describe. Aguanta, nena, yo soy como una metáfora en la lengua, envuelto en un cuento que te cuento cuando menos te das cuenta. 

Es lo que tiene mi vida. Que no es literal ni literaria (como tú quisieras) sino libertaria, antónima y cretina… 

Crónica del día a pie de página: Un desvarío por el otoño nuevo, mientras divaga la mente palabras huidas del verano.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

MUERTO POR LA "CULTURA"



Crónica del día: Tener que poner a la Cultura entre comillas como peyorativo de morir por amor al arte es, en el tema que nos ocupa hoy a los gatos de esta casa, tan lamentable como escuchar que está justificado matar a golpe de fiesta y tradición.

Para irse a dormir a pierna suelta y que no se altere el ritmo circadiano, dice el manual gático de las buenas costumbres nocturnas, que hay que hacerlo en condiciones óptimas de conciencia tranquila; que no medie discusión ni maullido que cause enojo, y que a los ojos no se les dilaten las pupilas por ver dolor o tragedia antes de intentar soñar con ángeles y sardinitas frescas.

Pero anoche, antes de que Morfeo acunara a todo habitante felino de esta casa, mis ojos se encontraron con los terriblemente hermosos y opacos de “Elegido”, el Toro de La Vega elegido para la ocasión de divertimento y barbarie humana. Herido de muerte y “cultura”, el astado dirigía su última mirada al personal que, frente a él, aullaba regurgitando alegría por su inminente y último lanzazo.

Malditos humanos, maullé sin ánimo de articular sonido alguno para no despertar todavía más a la conciencia, y tener que sorberme las lágrimas y el asco por tanta “cultura y tradición” que mata en nombre de las costumbres.

La madrugada me sorprendió visionando  un traje sin luces de negro y rojo en un albero convertido en monte y gresca humana, mientras un luto se esparcía entre nubes que barruntaban llanto y duelo.

Elegido… Qué ironía del destino llamarse como el elegido para  ser muerto en Tordesillas.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

LAMIENDO PALABRAS

Si  te gusta lamer palabras, no dejes de visitar el mundo habitado de fantasía escondido en mi libro "La Voz de los Días"




Crónica del día: Habrá quien diga que los gatos hemos dejado la pasión por las sardinas y nos hemos puesto a engullir palabras como posesos. Pues, dejar de comer peces, sería lo último que desecharíamos de nuestra dieta; pero reconocemos, que darnos un buen atracón con la sopa de letras que nos prepara nuestra ama, es un placer de dioses y, henos aquí, amable lector, dispuestos a poner la mesa y saborear hasta la última palabra aderezada con el sabor dulce de un escaparate adornado con el primer libro de nuestra queridísima ama y señora de nuestros maullidos. Será el primero de muchos, porque, conociendo a quién no para de darle a la tecla alegría y cosa buena, ya nos vemos con un cascabel brillante dando vueltas al mundo (aproximadamente) haciendo galas literarias y otros montajes escénicos; porque ella es capaz también de montar, en un quítame allá esas prisas, un teatro en menos que cuenta un cuento…


Hemos querido traer —con loable intención— un chascarrillo hecho de sorpresa, que ha dejado por su “Voz de los Días”, cuando ha entrado a casa dando saltos, al ver su libro hoy en el escaparate de una librería … (Que hará cuando se vea en la fnac).

Ale, quién quiera leer, que se limpie las zarpas en el felpudo y pase a "La Voz de los Días". Pueden entrar sin llamar; el timbre se ha quitado para no despertar a los sueños.